Blog

La Obligación de Entregar un “Transfer Disclosure Statement” en Propiedades Residenciales

La compra de una vivienda es uno de los compromisos financieros más grandes que muchas personas asumen a lo largo de su vida. Es esencial que tanto el comprador como el vendedor estén bien informados sobre todos los aspectos de la propiedad en cuestión. En este contexto, el “Transfer Disclosure Statement” (TDS) juega un papel fundamental en el proceso de transacciones inmobiliarias residenciales en California.

¿Qué es el “Transfer Disclosure Statement”?

El TDS es un documento que detalla el estado y las características de una propiedad residencial que está siendo vendida. Su principal objetivo es proporcionar a los compradores información detallada sobre la propiedad antes de finalizar la compra, garantizando así que estén plenamente informados sobre cualquier defecto, problema o característica particular de la vivienda.

El TDS es un documento exhaustivo que los vendedores residenciales deben proporcionar a los compradores, detallando las características, condiciones y cualquier problema conocido de la propiedad en venta. Está especificado en el Código Civil en la sección §1102.6.

La Obligación del Vendedor

No todos los vendedores de propiedades tienen la obligación de proporcionar un TDS. Sin embargo, para las propiedades residenciales, es un requisito fundamental. Específicamente, aquellos vendedores de propiedades residenciales de 1 a 4 unidades, incluidas las viviendas prefabricadas, deben usar el formulario estatutario que se proporciona en el Código Civil (CC 1102.6). Esto garantiza una uniformidad en la información proporcionada a los compradores y asegura que todos los vendedores cumplan con un estándar mínimo de divulgación. Es importante destacar que esta obligación no puede ser renunciada por ninguna de las partes involucradas (Ref 179; CC 1102-1102.17).

Derecho Inalienable del Comprador

Es crucial entender que el derecho del comprador a recibir el TDS es inalienable. En otras palabras, no puede ser renunciado. Esto subraya la importancia que la ley le da a la divulgación completa y transparente en las transacciones inmobiliarias, protegiendo así los derechos e intereses del comprador.

Si un vendedor no proporciona el TDS antes de la ejecución de una oferta de compra, el comprador tiene el derecho de rescindir la oferta. Este periodo de revocación es de tres días después de la entrega del TDS en persona o cinco días si se envía por correo (según CC 1102.3 (b)).

Actualización Importante

A partir del 1 de enero de 2021, ha habido una adición significativa al TDS. Si un hogar fue construido antes del 1 de enero de 2010 y se encuentra en una zona identificada como de alto peligro de incendio, el TDS debe incluir un aviso específico al respecto (según CC 1102f (a)). Esta actualización subraya la importancia de mantenerse informado sobre las regulaciones actuales en el ámbito inmobiliario.

Conclusión

La transparencia y la integridad son fundamentales en cualquier transacción inmobiliaria. La obligación de proporcionar un “Transfer Disclosure Statement” refuerza estos principios, garantizando que los compradores estén completamente informados y que los vendedores cumplan con sus responsabilidades de divulgación. En el siempre complicado mundo de las transacciones inmobiliarias, herramientas como el TDS garantizan que ambas partes avancen con confianza y con toda la información necesaria para tomar decisiones informadas.

Descargo de Responsabilidad Legal y Fiscal

Se informa a los lectores que el contenido presentado en este blog tiene únicamente fines informativos y no debe interpretarse como asesoramiento legal o fiscal. Los artículos e información proporcionados aquí están escritos desde la perspectiva de un agente inmobiliario afiliado a Keller Williams, y no representan asesoramiento legal o fiscal.

Como autor, soy un profesional inmobiliario con licencia bajo Keller Williams, con el Número de Licencia DRE de Brokerage: #02197031. Sin embargo, es importante destacar que mi especialización es en el campo inmobiliario, y no en asuntos legales o fiscales. Las percepciones y opiniones compartidas en este blog se basan en mis experiencias y conocimientos en la industria inmobiliaria y deben ser consideradas como orientación general, en lugar de asesoramiento legal o fiscal definitivo.

Para inquietudes legales o fiscales específicas relacionadas con transacciones o inversiones inmobiliarias, se recomienda encarecidamente a los lectores que consulten con un abogado o asesor fiscal calificado que pueda proporcionar asesoramiento adaptado a sus circunstancias individuales y los requisitos legales y reglamentarios más recientes.

La información en este blog se proporciona “tal cual” sin garantía de ningún tipo, y yo, junto con Keller Williams y sus afiliados, rechazamos toda responsabilidad por cualquier pérdida, daño o malentendido que surja del uso de la información contenida aquí.

Novedades relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Obtén tu guía GRATIS

Completa con tu Email para que te enviemos tu guía

Asegura tu espacio en nuestro webinar.

No te preocupes si no puedes asistir: ¡te enviaremos la grabación!